Proteínas para bebés

Las Proteínas

Información sobre proteínas y alimentos con proteínas

Las proteínas desempeñan un papel muy importante en el crecimiento y desarrollo de tu bebé.

En esta página vamos a echar un vistazo más de cerca a este nutriente valioso y a darte más información sobre las mejores fuentes de proteínas para tu pequeño.

Proteínas para bebés

¿Qué es exactamente la proteína y cómo la utiliza el cuerpo?

La forma más sencilla de describir la proteína es como una "cadena" de aminoácidos unida entre sí. El cuerpo humano necesita 22 aminoácidos, pero sólo es capaz de crear 13 de ellos, los otros nueve deben provenir de los alimentos que consumimos y se conocen como aminoácidos esenciales.

Los aminoácidos que se explican a continuación se utilizan en multitud de funciones a lo largo de nuestro cuerpo, en: la piel, el cabello, los huesos, los músculos, la mayoría de los tejidos, y en la producción de hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxígeno en la sangre.

Las proteínas consumidas por el bebé durante su alimentación, son digeridas en el estómago y absorbidas por el tracto gastrointestinal.

¿Cuánta proteína necesita tu bebé?

La infancia es la etapa del crecimiento y desarrollo, por lo que es importante asegurarte de que tu pequeño recibe suficiente proteína para ayudar a su crecimiento.

Sin embargo, el déficit de proteínas en los países desarrollados es poco frecuente, por lo tanto, una dieta sana y equilibrada proporciona todas las proteínas que el cuerpo requiere, el hecho es que mucha gente consume más proteína de lo que realmente necesita.

Es importante recordarte que la fuente principal de nutrición de tu bebé a lo largo de su primer año es la leche materna o leche de fórmula, de la cual recibirá las proteínas y nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento.

Una vez que los alimentos sólidos son introducidos en su dieta, el consumo de la leche materna o leche de fórmula comenzará a disminuir, entonces tú deberás introducirle lentamente una dieta equilibrada que contenga: legumbres, cereales, verduras, huevos, productos lácteos, etc., que son alimentos que le proporcionarán un montón de proteínas.

¡0jo!, nunca deberás darle a tu bebé una dieta alta en proteínas al menos que te lo indique su pediatra, ya que el cuerpo no almacena el exceso de proteínas, sino que la descompone en subproductos y la elimina a través de la orina, consiguiendo con esto que los riñones inmaduros del bebé trabajen el doble.

Por este motivo es mejor proporcionarle a tu bebé alimentos ricos en proteínas (como la carne) combinados con otros alimentos, es decir, pequeñas cantidades repartidas durante todo el día y no grandes cantidades de una sola vez.

Sabrás que tú bebe está recibiendo las cantidades adecuadas de proteínas cuando el pediatra te diga que la tasa de crecimiento es normal.

¿Cuáles son proteínas completas e incompletas?

Las proteínas completas (también conocidas como proteínas enteras) contienen los nueve aminoácidos esenciales que mencionamos al principio de este artículo, en cambio las proteínas incompletas contienen algunos de estos aminoácidos esenciales. Como verás en las fuentes de proteínas que se indican a continuación, las fuentes animales son la que contienen mayor índice de proteínas frente a las fuentes vegetales que contienen menos proteínas completas.

¿Significa esto que los bebés que siguen una dieta vegetariana están en riesgo de padecer deficiencia de proteínas?

No, porque es posible que el bebé reciba todos los aminoácidos que necesita de fuentes de proteínas incompletas. En otras palabras, los aminoácidos que faltan en un alimento serán compensados ​​por los presentes en otro.

La combinación de dos o más fuentes de proteínas incompletas pueden equivaler a una proteína completa, proporcionándole al bebé todos los aminoácidos que necesita.

Los expertos solían creer que, al combinar de manera efectiva varias proteínas incompletas conseguirían una dieta rica en aminoácidos esenciales, es decir, que aquellos que seguían una dieta vegetariana deberían comer una gran variedad de proteínas de origen vegetal en una misma comida.

Hoy en día los investigadores han demostrado que esto ya no es necesario.

Los vegetarianos pueden recibir proteínas completas al consumir una gran variedad de alimentos vegetales durante el día con varias comidas y no en una sola.

Fuentes de proteínas para bebés

La tasa de crecimiento de un bebé es más alta que la de un adulto, por eso, durante el primer año de vida, el bebé triplica el peso que tenía en el momento de nacer. Esto se debe a que las células han crecido rápidamente y dan lugar al desarrollo de los tejidos. Durante este proceso, los bebés requieren suministro constante de proteína para mantener un crecimiento constante. Las proteínas ayudan al cuerpo a crecer y son importantes en el desarrollo de los tejidos, ya que contienen aminoácidos que ayudan al crecimiento. Sin embargo, muchos padres primerizos no saben cuáles son los alimentos con las mejores fuentes de proteínas para sus bebés.

Leche

La leche materna es la mejor fuente de proteínas para el bebé. Es, con diferencia, el alimento más nutritivo que un bebé puede consumir, según la Academia Americana de Pediatría. La lactancia durante los primeros seis meses, ofrece al niño una cantidad suficiente de proteínas para crecer y desarrollarse de forma sana. Además, la leche contiene proteínas de suero y caseína, una combinación perfectamente equilibrada para ser fácilmente digerida por el sistema digestivo de tu bebé. La leche de fórmula es también otra buena fuente de proteína para tu bebé y se encuentra disponible de diferentes formas, tales como la proteína hidrolizada, que tienen en cuenta todas las contraindicaciones, incluidas las alergias.

Carnes

Las carnes son otra buena fuente de proteínas para tu bebé. El momento óptimo para incluir la carne en la dieta de tu bebé es en una edad entre los 7 y 10 meses de edad, finamente picada para así evitar que se pueda atragantar, e ir incorporándola en la dieta en pequeñas cantidades hasta que se acostumbre. Puedes optar por las diferentes carnes blancas, de pescado, pollo y otras, al fin y al cabo todas son buenas fuentes de proteínas.

Productos lácteos

La mayoría de los productos lácteos contienen otros nutrientes que podrían ayudar en la asimilación de las proteínas. Es recomendable darle yogurt, queso requesón, crema, etc. a tu hijo una vez que cumpla el año.

Legumbres

Las legumbres son ricas en proteínas. Cocinar las legumbres antes de dárselas a tu hijo ayuda a prevenir los casos de asfixia. Puedes hacer que las legumbres sean fáciles de digerir para tu bebé si las maceras y las licuas. Habichuelas, guisantes, granos verdes y cacahuetes son ejemplos de legumbres que proporcionan proteínas para tu bebé.

Haz click en el siguiente enlace para ver más alimentos ricos en proteínas.

Artículos relacionados con Proteínas para bebés