Carbohidratos y proteínas

Las Proteínas

Información sobre proteínas y alimentos con proteínas

Comer carbohidratos y proteínas es vital para tener una buena salud.

Cada uno de estos nutrientes desempeña un papel singular en la construcción y el mantenimiento de un cuerpo sano por lo que cualquier dieta que te priva de uno o del otro durante un período prolongado de tiempo, puede poner en riesgo tu salud.

Para una dieta equilibrada hay que tener en cuenta varios factores.

El no comer suficientes carbohidratos, conllevará una inadecuada producción de insulina.

Proteínas y carbohidratos son necesarios para una dieta equilibrada
Comer demasiada proteina, podría provocar el exceso de glucagón, una hormona que aumenta el nivel bajo de azúcar en la sangre.

El consumo de excesivo de carbohidratos, puede producir un exceso de insulina en nuestro organismo y convertir los carbohidratos en grasa en vez de usarlos como energía.

Una dieta equilibrada en el consumo de carbohidratos y proteínas, mantiene los niveles de grasa y azucar en sangre en una correcta proporción.

Necesidad de proteínas en la dieta

Comencemos por las proteínas. La proteína es la materia prima que el cuerpo utiliza para hacer y mantener sanos los músculos, huesos, piel y cabello. Sin un consumo frecuente de alimentos ricos en proteínas, poco a poco se pierde masa muscular. Los músculos se debilitan y pierden su capacidad para combatir enfermedades e infecciones.

La cantidad diaria de proteína recomendada que un adulto necesita está alrededor de 60 a 80 gramos de proteínas al día. Esto puede parecer mucho, pero no cuando se tiene en cuenta que es la cantidad que tienen tres filetes de carne (del tamaño de una baraja de cartas) con 21 gramos de proteína cada uno. Algunas de las mejores fuentes de proteínas incluyen carne, pescado, huevos, leche, queso y legumbres (judías, cacahuetes, guisantes y los alimentos derivados de soja). Existen otras verduras y cereales que contienen proteínas, aunque no de la misma calidad que las principales fuentes de proteínas mencionadas anteriormente.

Necesidad de carbohidratos en la dieta

Ahora echemos un vistazo a los carbohidratos. Tu cerebro, corazón y tus riñones dependen de la energía de los hidratos de carbono para funcionar correctamente. Si tu dieta no incluye suficientes carbohidratos, tu cuerpo tomará medidas extremas para obtener la energía que necesita, por ejemplo, utilizando los carbohidratos almacenados en los músculos y rompiendo químicamente las proteínas de los músculos hasta que esas proteínas suplan la energía que no aportan los hidratos de carbono, debido a su carencia. Tales reacciones pueden producir pérdida de masa muscular y hacer que los riñones trabajen más.

Muchas personas tienen la falsa impresión de que los carbohidratos engordan, quizá porque los hidratos de carbono se asocian a menudo con las galletas bajas en grasa, galletas saladas y patatas fritas que pueden engordar si no se consumen con moderación. Los aperitivos bajos en grasa son generalmente altos en calorías. Las calorías de esos aperitivos, que no son carbohidratos, causan aumento de peso cuando se consumen con frecuencia o en grandes cantidades.

Existen muchos alimentos ricos en carbohidratos y bajos en calorías para quienes desean perder peso o mantener una dieta sana y equilibrada. Como norma general, los adultos deberían obtener del 40 por ciento a 60 por ciento de sus calorías diarias de los carbohidratos. Alimentos ricos en carbohidratos y bajos en grasas son la avena, el arroz integral y el pan integral.

Calorías de proteínas y carbohidratos

Cuando se trata de la pérdida de peso, tu cuerpo no puede decir la diferencia entre las calorías consumidas en forma de carbohidratos y calorías que se consumen en forma de proteínas. Si comes menos calorías de las que quemas a través de tus actividades diarias, perderás peso, independientemente del tipo de alimentos que comas. Una dieta que incluya una alimentación equilibrada con una cantidad adecuada de proteínas y carbohidratos y comida variada te permitirá mantenerte saludable y con energía.

La actual popularidad de las dietas de alto valor proteico para la pérdida de peso se debe a la capacidad de la proteína para frenar el hambre. Es decir, un desayuno a base de huevo tarda más tiempo para digerirse. Al estar saciado, se come menos lo que supone el déficit de calorías necesarias para bajar de peso.

Sin embargo, a pesar de la creencia popular, los hidratos de carbono no engordan. Por el contrario, tanto el exceso de calorías ya se carbohidratos, proteínas o grasas, engorda.

Artículos relacionados con Carbohidratos y proteínas